Que escapemos sin ser torturados, que muramos de muerte natural, que volvamos a pasar hambre, rebuscando mondas de patatas en los cubos de basura, que nos empujen como a manadas —lo hemos visto. Que aprendamos tal vez el modo de comunicarnos dando golpecitos de celda a celda, que expiemos al prójimo, y el prójimo nos espíe a nosotros, y al oír la palabra libertad tengamos que llorar. Que nos refugiemos a tiempo en una cama blanca o que nos aniquile el céntuplo hongo atómico, que logremos morir con una esperanza —aún no está decidido, nada está decidido aún. 

Marie Luise Kaschnitz. Aún no está decidido. Trad.: Hans Leopold Davi. Madrid; Buenos Aires; Valencia: Editorial Pretextos. Colección: La cruz del sur, 2008.

Anuncios