Sus líneas sobre la locomotora, los raíles y la nariz que se da de bruces con el suelo son bastante graciosas, pero injustas. No acaba uno con la nariz rota por escribir mal; al contrario, escribimos porque nos hemos roto la nariz y no tenemos ningún lugar al que ir.”

(Carta de Antón Chéjov a Máximo Gorki. Yalta, 18 de enero de 1899)

Anuncios