Hace unas semanas fue noticia en este periódico el homenaje que el Ayuntamiento de Agüitas tenía previsto rendir al cuerpo de Bomberos en reconocimiento a la extraordinaria labor que estos magníficos profesionales brindan a nuestra localidad. Pues bien, tal evento se celebró finalmente ayer, miércoles, en los salones del restaurante A Fuego lento al que fueron invitados alrededor de setenta personas. 

Hemos conocido por algunos bomberos, amigos y familiares asistentes al  acto que alrededor de cinco mesas se quedaron sin almuerzo en su propio festejo. Al parecer, el comité organizador tuvo un error garrafal y el restaurante no compró suficientes piernas de corderos, chistorras y morcillas de Burgos para todos los comensales.

El portavoz de bomberos considera lo sucedido como una falta de respeto y así se lo transmitió al alcalde.

En conversación telefónica con esta redacción, Felipe Dinero lamentó el incidente, pidió disculpas y señaló que solicitaría una investigación acerca de los gastos del evento de marras ya que, dijo, se habían autorizado por parte del consistorio una cantidad espléndida para la organización del mismo.

A día de hoy, por qué no decirlo, el Cuerpo de Bomberos está que arde. Menos mal que la semana próxima se prevén lluvias en abundancia. 

Anuncios