Hacia adónde iremos, padre, cuando no queden vallas de espinas ni muros que saltar.
La llave que llevas de nuestra casa, ¿abrirá otra puerta?
¿Me esperan allí mis amigos?
¿Cuándo llegaremos?
Pero, ¿adónde vamos, padre?
¡Háblame!
¡¿Cómo se llama ese lugar?!
Anuncios