• Los refugiados abandonaron el infierno de sus países y llegaron al continente del infierno.

 

  • Zygmunt Bauman se evaporó, pero antes nos dejó su inquietante mundo líquido. ¡Adiós, maestro, y gracias! Aquí nos dejas, achicando agua…

  • Donald, no el pato, sino Trump, no hace más que dar trompadas de ciego a diestro y siniestro. Tiene lengua de ladrillo. ¿Y así, pasen cuatro años…? El Muro de las Lamentaciones se va a quedar pequeño.

  • Cospedal, Aznar y Federico: “Tres Tristes Trillos” comiendo del mismo trigal. ¡Manda huevos!

  • A la telenovela “Podemos” le falta tensión sexual. Es muy aburrida. Creo que la audiencia va en picado. ¿Será un problema de impotencia?

  • ¿Sánchez o no Sánchez? La cuestión tampoco desatasca las tuberías de Ferraz.

  • En el país de l’amour, los franceses suspiran por Enmanuel Macron, uno de los pretendientes a la presidencia. Desde hace un par de semanas, el chico es portada en todos los medios. A Marine Le Pen le ha dado hipo de tanto suspirar (en su caso de preocupación).

  • Lo nunca visto en televisión: unas gafas de sol psicoanalizándose en un sofá. De aquí sale un libro de autoayuda seguro.

  • Ser loro, qué difícil… Con la gripe que está cayendo.
Anuncios