Millones de soldados andan por las calles del mundo cazando  monigotes animados.
Cuando el juego se vuelva aburrido, ¿quiénes serán sus próximas víctimas?
Dime que estoy equivocada.
Esta imagen es un ejemplo de la preocupante frivolidad que padece una parte del mundo.
Por favor, dime que estoy equivocada.
Anuncios