AGUSTÍN DE BETANCOURT Y MOLINA

nació en el Puerto de la Cruz el 1 de febrero de 1758. Después de una carrera llena de éxitos en Madrid, París y Londres en el campo de la ingeniería, viajó a San Petersburgo a finales de 1807 invitado por el zar Alejandro I donde permaneció 6 meses.
   Tras regresar a París para presentar el “Ensayo sobre la composición de las máquinas”, regresará a Rusia y allí viviría hasta su muerte al servicio de Alejandro I.
  Nombrado mariscal del ejército ruso, queda adscrito al Consejo Asesor del Departamento de Vías de Comunicación. Posteriormente logra el cargo de inspector del Instituto del Cuerpo de Ingenieros y, en 1819, Director del Departamento de Vías de Comunicación.
  A lo largo de los 16 años de su estancia en Rusia alternará la dirección académica del Instituto de Ingenieros con numerosas obras públicas, como el puente sobre el río Nevka, la modernización de la fábrica de armas de Tula o la fábrica de cañones de Kazán, la draga de Krondstadt, los andamiajes para la Catedral de San Isaac o la Columna de Alejandro I, el canal de Betancourt de San Petersburgo, la feria de Nizhni Nóvgoro, la fábrica de papel moneda, el picadero de Moscú, la navegación a vapor en el Volga, sistemas de abastecimiento de aguas, ferrocarriles, etc. A partir de 1822 comienza a tener problemas con el Zar y es sustituido en la dirección del Instituto, quedando relegado hasta su muerte en 1825.
Fuente: Museo Elder de la Ciencia y de la Tecnología
Magnífico vídeo que explica la vida y obra del ingeniero tinerfeño.
Anuncios