He dejado de jugar
a los caníbales enmascarados.

Alguien escribió que la amistad
en estos tiempos, siempre en crisis,
es asunto resbaladizo.
No le faltaba razón.

He dejado de jugar.
Las decepciones han hecho de mí

una amiga poco leal.
Anuncios